Aprender a ir al baño y el desorden de integración sensorial

Adaptación para el CEIB de un texto de Ellen Ciurczak. Por Bàrbara Viader. Traducción al español por David Valls.

Para algunos niños que presentan Desorden del Procesamiento Sensorial (DPS), llamado también dificultades de integración sensorial, la tarea de aprender a controlar los esfínteres es a menudo un reto. Un niño con estas dificultades sensoriales puede no notar correctamente la sensación de necesidad de ir al baño, y por lo tanto, las escapadas de pipí son comunes. A continuación os facilitaremos algunas recomendaciones, porque en la mayoría de los niños que tienen DPS, los métodos tradicionales para aprender a ir al baño no funcionan. La información sensorial que perciben estos niños a través del recorrido de la vejiga y los intestinos hacia el cerebro, no es lo suficientemente intensa. Por este motivo un niño con DPS a menudo no sabe cuando tiene que ir al baño, porque no tiene la sensación de tener la vejiga o el intestino llenos.

Preparándose para ir al baño con niños con DIS

1. La edad para aprender a controlar los esfínteres se sitúa entre los 24 y los 36 meses. Pero para un niño con DPS, su edad cronológica es mucho menos importante que su preparación fisiológica y psicológica para su aprendizaje para ir al baño. Un niño con DPS está preparado para controlar los esfínteres cuando puede permanecer seco durante al menos dos horas seguidas. Otros rasgos que nos indican que el niño está madurativamente preparado son: va a un lugar especial (un rincón, una pared…), reacciona o se angustia cuando tiene el pañal sucio, tiene interés para sentarse en el inodoro y no tiene miedo de ir, puede bajarse los pantalones él mismo; puede seguir instrucciones simples, puede ser que pida que se le cambie el pañal mojado o puede ser que pida utilizar el baño o un orinal. ¡Estos indicadores muestran que el niño ya está preparado para comenzar el entrenamiento!

Preparándolo para aprender a ir al baño

1. Los padres de los niños con DPS tienes que ser paciente y esperar hasta que el niño esté listo y muestre los indicadores citados anteriormente. Incluso cuando estos indicadores ya estén presentes, el proceso de aprendizaje puede ser frustrante y tardar aún cierto tiempo. Cuando el niño muestre señales de estar listo, los padres pueden iniciar una preparación de 3 meses para el aprendizaje de ir al baño.

2. Durante esta fase de preparación, los padres pueden ir con su hijo a comprar un orinal específico. Una vez comprado, el niño lo puede personalizar con pegatinas que él elija. Padres e hijo también podéis ver vídeos y leer libros sobre cómo identificar cuando hay que ir al baño (al final de este artículo encontraréis algunos videos). El padre del mismo sexo debe mostrar al niño cómo utilizar el baño. Los padres también deben hacer los comentarios que hagan referencia a la sensación que tiene el niño cuando va al baño con el pañal. Las preguntas y los comentarios deberían ser del estilo de: “¿Puedes notarlo?”, “¿Qué sientes cuando vas al baño?”, “¿Estás mejor ahora que has hecho pis/caca?”, “Avísame cuando quieras sentarte al orinal”

Aprendo a ir al baño

1. Tras la fase de preparación de estos 3 meses iniciales, ya podéis pasar al entrenamiento definitivo. Esto no lo tiene que hacer nunca durante un período de mucho estrés: una guardería nueva, inicio de curso, un nuevo bebé a la familia, etc. Si vuestro hijo aún no parece darse cuenta de cuando tiene que ir al baño, le podéis hacer un horario. Por ejemplo, un horario razonable podría ser cuando se despierte por la mañana, dos horas después del desayuno, antes de comer, después de la siesta… Los padres deben hablar con su hijo sobre las sensaciones que siente cuando está yendo al baño. Explicar por qué tiene estas sensaciones y porque en algunos casos es más difícil notar estas sensaciones. Explicarle cómo funciona el cuerpo de una forma apropiada para su edad también puede ayudar.
Los padres deben recordar de ser pacientes, ser constantes, elogiar al hijo y nunca presionarlo. Si el aprendizaje de ir al baño no prospera, la terapia ocupacional puede ser realmente necesaria.

Ponemos un vídeo, que aún que en japonés, es altamente didáctico y no representa ningún problema de comprensión:

http://www.youtube.com/watch?v=2GN_Qv79nnI&feature=related